¿Tienes dudas sobre una primera consulta con el psiquiatra?

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre una primera consulta. Las dudas más comunes que presentan los pacientes, los temores y los falsos mitos sobre acudir a la consulta de un terapeuta.

PREGUNTAS FRECUENTES

TE LAS RESOLVEMOS

Se trata de un primer encuentro esencial entre terapeuta y el paciente. En él el paciente le contará el motivo de consulta que consiste en explicar los motivos o situaciones que les han llevado a solicitar ayuda. Los principales objetivos es establecer un posible diagnóstico de la patología mental o de los síntomas que presenta el paciente así como el tratamiento más indicado para poder aliviar cuanto antes el sufrimiento del paciente.

Es una de las preguntas más frecuentes que nos plantean nuestros pacientes. Aquí siempre respondemos que es el propio paciente el que debe decidir si quiere entrar a consulta acompañado o prefiere pasar solo. La información de los que conviven con el paciente o mejor le conocen siempre es útil para el terapeuta. Un formato que a nosotros particularmente nos gusta es que el paciente entre al principio solo, para que puede expresarse con plena libertad y a mitad de la entrevista o cuando se acerque el final, avise a sus acompañantes acordando previamente con el terapeuta la cantidad de información que se le va a transmitir a los mismos (simplemente tranquilizarlos o explicarle impresiones diagnósticas sin entrar en detalles de la vida privada o hablar con total libertad de todo lo que el paciente ha planteado en consulta). Pero insistimos: es el paciente el que decide cómo, quién y cuándo entran los acompañantes a consulta.

El tiempo de una primera entrevista varía de un paciente a otro según la gravedad de los síntomas que presente, la facilidad o comodidad con la que se encuentre para hablar de su vida y exponer sus problemas y preocupaciones, etc. La media va de unos 30 a unos 45 minutos, pero insistimos en que puede variar mucho según el caso.

Esto puede ser completamente normal. Por desgracia, en nuestro país aún existe un gran estigma y está poco normalizado poder hablar en público libremente sobre la necesidad de solicitar ayuda psicológica. Esto genera un temor infundado a solicitar ayuda que conlleva una importante demora con el sufrimiento asociado que ello implica. Es importante que tengas claro que dentro de la consulta te vas a encontrar en un lugar seguro, donde no se te va a juzgar por nada de lo que digas, que todo lo que digas está bajo el secreto profesional y que no se va a hablar ni comentar con nadie que tu no decidas. Mientras más tranquilo te sientas y más hables con total libertad mejor te podremos ayudar y acompañar en tu sufrimiento.

Dependiendo de la patología y de la gravedad. En patología ansioso-depresiva por ejemplo, normalmente tras una primera consulta se suele ofertar una revisión a los 15 -21 días (es el periodo en el que comienzan a surtir efecto muchos tratamientos antidepresivos y para paliar la ansiedad) para valorar si el tratamiento está comenzando a hacer efecto. Llegados a este punto normalmente el paciente es el que va solicitando nuevas citas según cómo avancen sus síntomas.

Alejandro Martínez Rico - Doctoralia.es